La falta de sexo y sus consecuencias

Nuestro cuerpo necesita del sexo. Y es que son muchos los beneficios que nos deja. Los poros se abren. Eliminamos toxinas. Nuestro cutis se pone más brillante. Y es que hay una diferencia notable entre tener sexo y lo contrario. No tener sexo afecta física y emocionalmente a las personas, a grado tal que muchas veces ni siquiera se llegan a dar cuenta. Tal vez suene extraño pero si usted ha tenido dificultades para dormir en los últimos días quizá se deba a la falta de sexo. Y es que teniendo sexo se segrega oxitocina la hormona que guarda relación con el sueño placentero. Aunque no todos los casos están vinculados muchas veces se asocia el estrés y el mal humor a la falta de sexo. Asimismo si una persona tiene altibajos en el carácter es una probabilidad de que su cuerpo esté necesitando sexo. La irritabilidad, el pesimismo y otros cambios de humor más severos están asociados a la falta de sexo. Por ello es muy importante tener en cuenta que nuestro estado de ánimo tiende a mejorar si tenemos sexo.

falta de sexo

Nunca será bueno reprimirse. Aun cuando sea en mayor o menor medida todas las personas tienen presentes algunas prácticas sexuales. Los pensamientos en torno al sexo suelen tener lugar por las noches mientras se está en la cama pero cuando ocurren de forma constante es que el cuerpo está urgido de tener contacto sexual cuanto antes. Si nuestro rostro pierde su brillo y resulta que hay más acné puede ser un indicio claro de falta de actividad sexual. Y es que el sudor consigue facilitar la circulación sanguínea. Una falta de relaciones sexuales impide la producción de endorfinas, lo que en consecuencia provoca también el aislamiento social, se pierde el buen humor así como el deseo de querer estar con más gente. Y es que las endorfinas la igual que la serotonina actúan como un analgésico natural. Por otra parte es muy probable que dejando de tener sexo las personas empiecen a sentir que todo lo que hace lo hace mal, se vuelve una persona insegura en muchos aspectos.

Cabe señalar que a mejor sexo uno tendrá una mejor autoestima, dado que tanto el hombre como la mujer se sienten deseados. Así pues en caso contrario es decir que en caso no se cuente con estas experiencias lo que sobrevendrá será una enorme insatisfacción que podría terminar siendo depresión, ansiedad así como dificultades para tomar decisiones acertadas. Si uno por último termina sintiéndose solo puede llegar a tomar decisiones que quizá en otra circunstancia no tomaría. Y es que si no se siente la emoción que produce el sexo, por mucho tiempo, uno empieza a ser dominado por ese sentimiento de soledad y sus consecuencias lo que puede terminar derivando en llamar o buscar a una ex pareja para volver, puede darse también el caso de buscar una amiga, alguien cerca lo que puede terminar conllevando a un grado de desesperación que obligue al mismo tiempo a tener sexo casual con un desconocido previas bebidas ingeridas. Aunque bueno no todos los casos responden a ese criterio